CANALES DE PAZ.

“La paz es la tranquilidad en el orden”, decía  San Agustín.

Santo Tomas de Aquino amplía el concepto de orden.  Él dice que en el hombre existen tres tipos de orden: consigo mismo, con Dios y con el prójimo, y existen en consecuencia tres formas de paz: la paz interior, con la que el hombre está en paz consigo mismo; la paz por la que el hombre lo está con Dios, sometiéndose plenamente a sus disposiciones; y la paz relativa al prójimo por la que se vive en paz con todos.

“Señor,  haz de mí un instrumento de paz”;   “haz de mí un canal de tu paz”.  Así oraba San Francisco de Asís.  La condición para poder ser canales de paz es permanecer unidos a su fuente que es la voluntad de Dios.  El secreto de la paz interior es el abandono total y siempre renovado a la voluntad de Dios.

¿La paz del mundo?

Algún día será posible cuando los hombres entiendan que se trata de conseguir un orden universal, a base  de que cada uno procure como dice Santo Tomas, un orden consigo mismo, con Dios y con el prójimo. Con estas premisas desaparecerán todas las guerras, empezando por las familiares.

… pero y yo, ¿estoy en paz conmigo mismo?

_______________

(Basado en una homilía de R. Cantalamessa)

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.