DAD HASTA SENTIRLO, HASTA QUE OS DUELA…

 

“Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquel, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico… ”  (Lucas16,19,319)

—- Hace unos días decía el Papa Francisco:

“Cuando la comida se comparte de modo justo, nadie carece de lo necesario. Los alimentos que se tiran a la basura son alimentos que se roban de la mesa del pobre, del que tiene hambre”

“Dios confió al hombre y a la mujer el cultivo y cuidado de la tierra, para que todos pudieran habitar en ella, pero el egoísmo y la ‘cultura del descarte’ han conducido a desechar a las personas más débiles y necesitadas”

“¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!”.

—- Carta del Papa Francisco a Cameron presidente de turno del G-8 en 2013:

“Para que el tema de la reunión tenga un más profundo significado, es necesario asegurar que toda actividad política y económica internacional haga referencia al hombre”, consienta “la libertad y la creatividad” y se ejerza “con sentido de solidaridad y una particular atención hacia los pobres”.

—- Recordemos tres frases de la Madre Teresa de Calcuta:

“La pobreza no ha sido creada por Dios. Somos nosotros quien hemos creado la pobreza”

“Sólo os pido una cosa: que no os canséis de dar, pero no deis las sobras”

“Dad hasta sentirlo, hasta que os duela”

_____________

NB. Dice el Salmo 144,15 de la Antífona de comunión de la misa de mañana:

“Los ojos de todos te están aguardando, Señor, tú les das la comida a su tiempo”

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.