EL PLACER Y EL GOZO

EL PLACER puede ser definido como un sentimiento positivo, o sensación, siempre agradable, incluso eufórica, que se manifiesta cuando un individuo satisface plenamente sus deseos o sus ilusiones…

Hablamos de comida, bebida, sexo, diversión, vacaciones indefinidas etc. etc., y nos referimos a placeres corporales. Para muchos, la vida consiste en obtener por todos medios este tipo de placeres.

Los filósofos griegos, hablaban sin embargo de un placer equilibrado…

El cristianismo nos trajo el concepto de placer verdadero, y nos recordaba que nuestra “culpa original” vino por la búsqueda del placer. El placer verdadero y pleno se sitúa según Santo Tomás en un placer espiritual, en una vida ultraterrena…

*

EL GOZO según San Pablo, es aquella profunda alegría espiritual que el Espíritu Santo infunde en los corazones de quienes son poseídos por Dios.

El gozo siempre es un efecto de la caridad, y la caridad –conviene recordar lo que aprendimos en la escuela– es una virtud sobrenatural por la que amamos a Dios sobre todas las cosas por ser quien es, y a nosotros, y al prójimo por amor de Dios.

*

Se trata de encontrar el placer verdadero y el gozo que viene de la caridad, El medio es el Espíritu Santo, pero para ello nuestro corazón debe estar poseído por Dios.

Sólo existe un camino para que nuestro corazón esté poseído por Dios, y es que tengamos fe. La fe no podemos comprarla como los placeres terrenales. La fe es un don de Dios, y Dios sólo la otorga al que se acerca a Él… y con la máxima humildad se la pide.

Otras veces es Él con su infinita misericordia quien la da. Sencillamente te tira de ese “caballo alocado” en el que vas cabalgando desde que eras un jovenzuelo/a, y te encuentras con Él “de sopetón”…

Entonces estarás poseído por Dios, tu vida cambiará, y fácilmente identificaras el placer espiritual con el gozo.

________________________
´

NB. “Justus autem ex fides vivet”. El justo vivirá de la fe. (Pablo, Rom.1, 17)

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.