EL RUMBO CORRECTO

No pocas veces, casi siempre en una situación de soledad, hacemos propósitos de mejorar, de cambiar, de seguir otro rumbo…

¿Cuál es el rumbo correcto?. Quizás el rumbo correcto  de nuestra vida esta ya marcado y escrito: “Debéis ser perfectos como mi Padre Celestial es perfecto”.

Nadie le preguntó a Jesús en qué consistía la perfección porque  Él era la Perfección, pero después de leer el relato de su vida en los Evangelios, se puede hacer una definición aproximada:

“La perfección, la santidad,  consiste en el cumplimiento de nuestros  deberes en la humilde aceptación de la voluntad de Dios y en la unión con Él en el trabajo de cada día. En saber fundir la religión y la vida en una armoniosa unidad, sobretodo  en esas cosas pequeñas y ordinarias que tú conoces…”

___

N.B. La definición de santidad está resumida de Salvador Canals en “Ascética meditada”

________________________________

Comments are closed.