LA JUSTICIA DE DIOS.

Evangelio (Mt 5, 20-26)   —   26-02-2021

“Os digo, pues, que si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cielos. Habéis oído que se dijo a los antiguos: No matarás, y el que mate será reo de juicio.

Pero yo os digo: todo el que se llene de ira contra su hermano será reo de juicio; y el que insulte a su hermano será reo ante el Sanedrín; y el que le maldiga será reo del fuego del infierno.

 Por lo tanto, si al llevar tu ofrenda al altar recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, vete primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve después para presentar tu ofrenda.

Ponte de acuerdo cuanto antes con tu adversario mientras vas de camino con él; no sea que tu adversario te entregue al juez y el juez al alguacil y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que restituyas la última moneda.

*

Comentari0

Siguiendo evangelios anteriores, Jesús insiste una vez más, en la importancia  de la Ley que Dios había dado al pueblo hebreo a través de Moisés,  pero  la perfecciona, aportando su autoridad divina, dándole  la interpretación  definitiva

En el evangelio de hoy, matiza el concepto del quinto mandamiento: No mataras, dice la ley de Moisés. Pero Jesús  añade: “Pero yo os digo: todo el que se llene de ira contra su hermano será reo de juicio; y el que insulte a su hermano será reo ante el Sanedrín; y el que le maldiga será reo del fuego del infierno”.

De esta frase de Jesús, resulta, que  la ira, el insulto, y la maldición, son pecados similares  al “no matarás”, 

Llama la atención el durísimo lenguaje de Jesús cuando habla de estos pecados. Al Dios de la misericordia, no le tiembla el pulso cuando se trata del cumplimiento la Ley.

De todo el evangelio, a modo de resumen, quizás deberíamos quedarnos con la siguiente frase:

 “Tener algo contra un hermano supone estar fuera de la comunión con Dios”.

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­_______________________

Comments are closed.