LO HE GLORIFICADO Y DE NUEVO LO GLORIFICARÉ

Santa Misa del quinto domingo de Cuaresma (CicloB)

Santa Misa del quinto domingo de Cuaresma (CicloB)

Evangelio (Jn 12,20-33)

Entre los que subieron a adorar a Dios en la fiesta había algunos griegos; éstos se acercaron a Felipe, el de Betsaida de Galilea, y comenzaron a rogarle:

—Señor, queremos ver a Jesús.

Vino Felipe y se lo dijo a Andrés, y Andrés y Felipe fueron y se lo dijeron a Jesús. Jesús les contestó:

—Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo del Hombre. En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo no muere al caer en tierra, queda infecundo; pero si muere, produce mucho fruto.

El que ama su vida la perderá, y el que aborrece su vida en este mundo, la guardará para la vida eterna. Si alguien me sirve, que me siga, y donde yo estoy allí estará también mi servidor; si alguien me sirve, el Padre le honrará.

»Ahora mi alma está turbada; y ¿qué voy a decir?: «¿Padre, líbrame de esta hora?» ¡Pero si para esto he venido a esta hora! ¡Padre, glorifica tu nombre!

Entonces vino una voz del cielo:

—Lo he glorificado y de nuevo lo glorificaré.

La multitud que estaba presente y la oyó, decía que había sido un trueno. Otros decían:

—Le ha hablado un ángel.

Jesús respondió:

—Esta voz no ha venido por mí, sino por vosotros. Ahora es el juicio de este mundo, ahora el príncipe de este mundo va a ser arrojado fuera. Y yo, cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí.

Decía esto señalando de qué muerte iba a morir.

*

Comentario

Podemos resumir el evangelio de hoy en cuatro frases:

.  -Unos griegos buscan la intersección de Felipe para ver a Jesús.

.  -Llega la hora de ser glorificado. Si el grano de trigo al caer en tierra no muere, queda infecundo.; pero si muere produce mucho fruto.

.  -Lo he glorificado y de nuevo lo  glorificaré

.  – Y yo, cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí.

*

Este evangelio de San Juan,  es todo un preámbulo de la Pasión Muerte y Resurrección de Jesús, glorificación incluida.

El grano de trigo, que cae a la tierra debe morir para que fecunde y de este modo producirá mucho fruto.

Para ello Jesús, convertido en el más maravilloso grano de trigo que pueda existir,  debe ser  levantado sobre la tierra.  En este preciso momento. “atraerá a todos hacia Él”.

Después muere y caerá a la tierra donde fecundara, y nos traerá el “fruto” de su Resurrección.

Finalmente,  vendrá una voz del Cielo,  y dirá:

—Lo he glorificado y de nuevo lo glorificaré.

______________

.

Comments are closed.