ME HAN METIDO UNA ESPINA EN LA CARNE

Hace mas de dos mil años escribía San Pablo a los Corintios:

“Hermanos: Para que no tenga soberbia, me han metido una espina en la carne; un ángel de Satanás que me apalea, para que no sea soberbio. Tres veces he pedido al Señor verme libre de él; y me ha respondido:”Te basta mi gracia; la fuerza se realiza en la debilidad”.

Por eso vivo contento en medio de mis debilidades, de los insultos y de las privaciones, las persecuciones y las dificultades sufridas por Cristo. Porque cuado soy débil, entonces soy fuerte”.

..

No siempre, pero sí de vez en cuando, también nosotros sentimos que nos han metido una espina en la carne. ¿Sabemos aceptarla y entender su significado como San Pablo?

__________________

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.