MEDIA HORA DE TU TIEMPO

¿En algún momento has dudado de la existencia de Dios? No lo creo, pero es posible.  Si alguna vez sucede recuerda  las cinco conclusiones de Santo Tomás de Aquino:

  • Es necesario un Primer motor no movido por nada. Es Dios
  • Es preciso afirmar la existencia de una causa  eficiente encausada. Es Dios.
  • Es  forzoso que exista un Ser necesario, no por otro sino por sí mismo.  Es Dios.
  • Es preciso  afirmar un Ser que es por esencia.   Es Dios.
  • Existe un  ser inteligente que dirige todas las cosas   naturales a su fin.  Es Dios.

La población mundial actual  ronda los  6.972.688.217  millones  de personas.   Casi todos miran al cielo, buscando  ese Ser necesario que es por esencia.  En cada lugar del mundo recibe un nombre. Los cristianos le llamamos Dios.

La excepción  la componen unos 600 millones de personas, no creyentes, ateos, que en vez de mirar al cielo miran al suelo, o no pueden apartar la mirada ni el pensamiento de si mismos.

Te adivino contento. Estás dentro de la mayoría. Crees en Dios, eres creyente, cristiano, católico  apostólico y romano y posiblemente español. Todo lo esperas de Dios.

Entonces, ¿por qué  no le ofreces media hora de tu tiempo,  siquiera los domingos?

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.