MUJER , ¿A QUIEN BUSCAS?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es JESUS-RESUCITADO-Y-LA-MAGDALENA.jpg

Juan 20:11-18

Fuera, junto al sepulcro, estaba María, llorando. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados, uno a la cabecera y otro a los pies, donde había estado el cuerpo de Jesús.

Ellos le preguntan: “Mujer, ¿por qué lloras?” Ella les contesta: “Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto.” Dicho esto, da media vuelta y ve a Jesús, de pie, pero no sabía que era Jesús.

Jesús le dice: “Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas?

Ella, tomándolo por el hortelano, le contesta: “Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo lo recogeré.” Jesús le dice: “María!” Ella se vuelve y le dice: “Rabboni!”, que significa: “Maestro!”

Jesús le dice: “Suéltame, que todavía no he subido al Padre. Anda, ve a mis hermanos y diles: “Subo al Padre mío y Padre vuestro, al Dios mío y Dios vuestro.”” María Magdalena fue y anunció a los discípulos: “He visto al Señor y ha dicho esto.”

_________________________

Comentario

Leemos en :  1 Corintios, 15, 39-41

 “No todos los cuerpos son iguales; uno es el cuerpo del hombre, otro el de los animales, otro el de las aves y otro el de los peces. Del mismo modo, hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres; pero una es la hermosura de los cuerpos celestes y otra la hermosura de los cuerpos terrestres. El brillo del sol es diferente del brillo de la luna y del brillo de las estrellas; y aun entre las estrellas, el brillo de una es diferente del de otra”.

“La unión hipostática es un término técnico que designa la unión de las dos naturalezas, divina y humana, que en la teología cristiana se atribuye a la persona de Jesús”.

“Es  en base a esta unión hipostática, por lo que  la resurrección corporal de Jesús fue la restauración de la vida de un cuerpo transformado (inmortal o incorruptible) impulsado por el Espíritu Santo”.

Esto significa que en  la Resurrección de Jesús, su cuerpo terrestre se transforma en un cuerpo celestial.

_

Este cuerpo celeste  desprovisto, del “factor terrenal”, es un cuerpo espiritual, con facciones no muy bien definidas que hace confundirse, a María Magdalena,  a los discípulos de Emaús, y sus discípulos mas íntimos.

Es un cuerpo celestial que conserva las huellas de la crucifixión, y que es capaz  en un momento determinado de comer y de beber. Aparece y desaparece, habla, predica y dispone; llena de peces la barca de sus discípulos,  hasta que finalmente se despide de nosotros diciendo: “Sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.

*

Para completar este  articulo se me ocurre, traer como colofón, los conceptos que la Santa Madre Iglesia, escribe en su Catecismo, sobre  los conceptos de Redención y Resurrección :

.-  CIC . 613

.- La muerte de Cristo es a la vez, el sacrificio pascual que lleva a cabo la redención definitiva de los hombres por medio del “Cordero que quita los pecados del mundo””, y el “sacrificio de la Nueva Alianza, que devuelve al hombre a la comunión con Dios, reconciliándole con Él por la “sangre derramada por muchos para remisión de nuestros pecados”.

CIC  990

El termino “carne” – en la Resurrección de la Carne” – designa al hombre en su condición de debilidad y de mortalidad. La “resurrección de la carne”  significa que después de la muerte no habrá solamente  vida del alma inmortal, sino que también nuestros “cuerpos mortales” volverán a tener vida.

Y para terminar:

Leemos en  1 Cor.15,20-23, : “Ahora bien, Cristo ha resucitado de entre los muertos, como primer fruto de los que mueren. Porque como por un hombre vino la muerte, también por un hombre la resurrección de los muertos”

_____________________________________

Comments are closed.