POSTRADA A SUS PIES

  Lecturas de la Santa Misa de hoy: 11-022-021

Génesis 2, 18-25

…Entonces el Señor Dios hizo caer al hombre en un profundo sueño, y mientras dormía, le sacó una costilla y cerró la carne sobre el lugar vacío. Y de la costilla que le había sacado al hombre, Dios formó una mujer. Se la llevó al hombre y éste exclamó:

“Ésta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne.
Ésta será llamada mujer, porque ha sido formada del hombre”.

Por eso el hombre abandonará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y serán los dos una sola cosa.”

Evangelio:  Mc. 7, 24-30

…Se fue de allí y se marchó hacia la región de Tiro y de Sidón. Entró en una casa y deseaba que nadie lo supiera, pero no pudo permanecer inadvertido. Es más, en cuanto oyó hablar de él una mujer cuya hija tenía un espíritu impuro, entró y se postró a sus pies. La mujer era griega, sirofenicia de origen. Y le rogaba que expulsara de su hija al demonio. Y le dijo:

…—Deja que primero se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perrillos.

…Ella respondió diciendo: —Es verdad, Señor, pero también los perrillos comen debajo de la mesa las migajas de los hijos.

…Y le dijo: —Por esto que has dicho, vete, el demonio ha salido de tu hija. Y al regresar a su casa encontró a la niña echada en la cama y que el demonio había salido.

*

Lo que nos queda:

…Jesús se acerca a Tiro y Sidón.  En aquél lugar, territorio de paganos,  no muy lejano de Galilea, la gente había oído hablar de Jesús y de su poder de obrar milagros.

…Parecía que los galileos, por formar parte del “pueblo de Dios”, del pueblo israelita, tenían los “derechos adquiridos”, para ser objeto de sus milagros, mientras que los sirofenicios, que eran fronterizos con ellos se suponía que no debían participar de ellos.

…Aquella mujer, no entendía de “fronteras”. En primer lugar, ella, tenía el gran deseo de conocer y ver a Jesús; tenia  fe en Jesús.  De alguna forma supo dónde estaba y fue a su encuentro…

…Al verle se arrojó de rodillas a sus pies, y le contó el drama de su vida: su hija estaba poseída por un demonio…

… Fue entonces cuando Jesús le dijo aquello de: “no está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perros”. , haciendo alusión a que los galileos, o los israelitas eran  sus hijos,  y los sirofenicios  posiblemente  no.

… “Es verdad, Señor, pero también los perros comen debajo de la mesa las migajas de los hijos”. Sabias palabras, que venían a recordar,  que aunque a un nivel inferior, ella, ellos, los paganos, también eran hijos de Dios.

…“Por esto que has dicho”, vete; el demonio ha salido de tu hija. Y al regresar a su casa encontró a la niña echada en la cama, y que el demonio había salido.

…Posiblemente habría testigos en aquella escena, y  Jesús sabiendo la respuesta de aquella mujer, quiso enseñar que ante Él, todos eran iguales.

…Desde ese día, en Tiro y Sidón, supieron que ellos también contaban con el inmenso Amor de Jesús y sus milagros.

__________________

NB.  Esta “escena” del Evangelio, y la  del “Rico Epulón y el pobre Lázaro”,  son muy parecidas.  Son escenas, que, como suele decirse,  “hieren la sensibilidad”; pero es que  Jesús, cuando hablaba, usaba en cada momento el tipo de lenguaje más adecuado, aunque fuera hiriente…

Comments are closed.