PROMOCIÓN MÉDICA GRANADA 61

Con este artículo nace este blog.  Quiera Dios que sea para bien.

En la primera semana de Octubre de 1955  iniciábamos  en Granada el segundo curso de Medicina unos ciento veinte estudiantes. Salvo cuatro o cinco mujeres todos eramos varones.  Muchos eran de Granada, pero la mayoría eran de las provincias limítrofes  aunque unos pocos venían  de Madrid o Barcelona.  El primer curso de Medicina era “común” con Farmacia  Veterinaria  Ciencias, y Matemáticas y solía hacerse en la provincia de origen.

En Junio de 1961 casi todos éramos flamantes Licenciados en Medicina y Cirugía. Atrás quedaban seis años de convivencia diaria, en la Facultad, en las calles, en los tranvías, en los cines, en los bares, en los comedores universitarios y no universitarios, en los pensiones, en los Colegios Mayores, etc.  También quedaban atrás las noches de Granada, las noches de la Alhambra.

Después los años  fueron pasando y cada uno fue escribiendo su historial médico y no médico.

                                                                                                                                                                                                       

Unos veinticinco años después, el que fuera “delegado de curso”, de aquella promoción de 1961, desde Elche,  hizo un intento de reunir  a toda la promoción…, y lo consiguió.  El reencuentro  fue un éxito total, hasta el punto de que se decidió repetirlo todos los años.

Incluso nació una revista mensual,  “Promoción Médica Granada 61”, que se editaba y se edita todos los meses, con noticias de todos y para todos. 

 La revista hizo posible una  unión afectiva poco común y poco corriente. Las reuniones se repitieron, no sólo a nivel nacional sino incluso a nivel provincial.  Con los años, – la mayoría de nosotros  pasamos de los 73 años – , muchos compañeros incluido Paco Miralles han fallecido.  Sin embargo todavía somos un colectivo importante.

 La pasada semana “tocaba” reunión en Madrid. Volvieron los abrazos y las conversaciones interminables recordando nuestras clases, nuestros profesores, nuestros exámenes, nuestra vida en las pensiones y en los comedores, nuestras tardes por los bares y cines de Granada, y nuestro imborrable recuerdo de las tardes-noches de Granada.

Cuatro días, -no es poca cosa-, paseando por Madrid.  Finalmente  acordamos vernos de nuevo en Octubre en Málaga,  para preparar las bodas de oro de la Promoción. 

 Serán naturalmente en Granada.  De nuevo Granada.  Cincuenta años después.  Con nuestros achaques, con nuestra ilusión y con nuestra fantasía.  Volveremos a las calles de Granada. Volveremos a vivir los atardeceres de Granada. Incluso las noches de Granada… pero  ahora con nuestras esposas.

Nuestras esposas, como no podía ser de otra manera,  son el alma de nuestra Promoción.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.