SUCEDIÓ EN PLOCK (POLONIA) – (I)

Esta maravillosa historia se escribe en un lugar situado entre el centro y sur de Polonia, el sur de Lituania y el oeste de Bielorrusia, en l931. Estos lugares enmarcan la vida de santa Sor Faustina Kowalska, de la Congregación de la Madre de Dios de la Misericordia.

Sor Faustina había nacido un 25 de agosto de 1905, en la aldea de Głogowiec, en Lodz, Polonia. Desde los siete años sintió en su alma la llamada de servir a Dios, pero los padres no le daban permiso para entrar en el convento.

Sin embargo, apresurada por la visión de Cristo Sufriente, en julio de 1924 salió para Varsovia para buscar lugar en un convento. Tuvo que trabajar de sirvienta un año más para poder aportar una pequeña dote. El 1 de agosto de 1925 ingresó en la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia en Varsovia.

El 22 de Febrero de 1931, mientras se encontraba en el convento de Plock, cerca de Varsovia, el Señor Jesús quiso premiar a esta monjita – todavía novicia- por su dedicación, entrega, tormentos y sacrificios, con una visión directa de su rostro y de su imagen.

Ella lo cuenta en su diario de la siguiente forma:

“Al anochecer, estando en mi celda,  vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho. De la abertura de la túnica en el pecho, salían dos grandes rayos: uno rojo y otro pálido(…). Después de un momento, Jesús me dijo: Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: Jesús, en Ti confío. Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y luego en el mundo entero” (Diario 47).

Después de pedirle que pintara su imagen, Jesús le dijo:

“Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerte. Yo mismo la defenderé como mi gloria”.

Otro día, estando Santa Faustina en oración, Cristo le dijo:

“Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas”. “Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de mi misericordia cuando mi Corazón agonizante fue abierto en la cruz por la lanza. Estos rayos protegen a las almas de la indignación de mi Padre. Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos, porque no le alcanzará la justa mano de Dios”.

Santa Faustina contaba todo esto a su confesor, el Beato P. Miguel Sopocko, quien designó al pintor Eugenio Kazimirowski para que realizara la imagen según las indicaciones de la santa.

“Una vez, cuando estaba en el taller de aquel pintor que pintaba esa imagen, vi que no era tan bella como es Jesús. Me afligí mucho por eso, sin embargo lo oculté profundamente en mi corazón”, escribió Santa Faustina en su diario.

“Fui a la capilla y lloré muchísimo. ¿Quién te pintará tan bello como Tú eres? Como respuesta oí estas palabras: ‘No en la belleza del color, ni en la del pincel, está la grandeza de esta imagen, sino en Mi gracia’”.

*

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es plock-1.jpg

Plock es una preciosa ciudad turística, catedral incluida, a orillas del rio Vístula con unos 150.000 habitantes . Fue la primera capital de Polonia por el siglo XI. Está situada no muy lejos de Varsovia.

Allí en un pequeño convento, hace ahora 85 años el Señor Jesús –como ella le llama– quiso mostrarnos su rostro tal cual es, y se valió de los ojos de una monjita novicia, que le había entregado su vida, para reflejarlo en un cuadro, cuadro que sería pintado en base a los datos que ella iba dando…

En noviembre de 1932, sor Faustina fue traslada a Cracovia y allí el 1 de Mayo de 1933, hizo los votos perpetuos. Entonces fue traslada a Vilna, en Lituania, muy cerca de la frontera con Polonia.

Sólo en enero de 1934, tres años después de recibir el encargo de pintar el cuadro, Sor Faustina pudo cumplir con el deseo del Señor. Estando en la ciudad de Vilna y gracias a la ayuda de su confesor, el Padre Sopócko, toma contacto con el artista Eugenio Kazimirowski quien pintó el cuadro según las indicaciones de Faustina.

Este cuadro fue expuesto por primera vez en Vilna durante el triduo antes del término de la Festividad del Jubileo de la Salvación del Mundo, los días 26, 27 y 28 de Abril de 1935 en el Templo de Ostra Brama. 

Providencialmente, dicha festividad tuvo lugar en el primer domingo después de la Semana de Resurrección, día en que se celebra la Fiesta de la Misericordia. Durante los festejos Santa Faustina “vio” cuántos fieles recibían las gracias:

 “Al anochecer, estando en mi celda, Pedí a Dios la Misericordia para las almas pecadoras. Cuando terminó el oficio y el sacerdote tomó el Santísimo Sacramento para impartir la bendición, súbitamente vi al Señor Jesús con el mismo aspecto que tiene en esta imagen. El Señor impartió la bendición y los rayos se extendieron sobre todo el mundo (…) .Oí la voz:

“Esta Fiesta ha salido de las entrañas de Mi misericordia y está confirmada en el abismo de Mis gracias. Toda alma que cree y tiene confianza en Mi Misericordia, la obtendrá”.

Cuadro de Eugenio Kazimirowski
3

El 4 de abril de 1937, este cuadro, – identificado como Imagen de la Misericordia– quedó colocado en la Iglesia de San Miguel en Vilna. Posteriormente, se hicieron otros cuadros, copia del original.

Al día de hoy, la imágen de Jesús, plasmada en el cuadro pintado según los datos de santa Faustina, puede contemplarse en casi todas las iglesias del mundo.

_____

NB Desde el 26 hasta el 31 de Julio de este año 2016, Año de la Misericordia, tendrá lugar la XXXI edición de la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia (Polonia) muy cerca de donde se encuentran los restos mortales de santa María Faustina Kowalska.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.