TOMÁNDOLA DE LA MANO LA LEVANTÓ.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es SANA-SUEGRA-DE-PEDRO.jpg

(Santa misa, domingo, 7 de Febrero.)

1ª lectura  – Job 7, 1-4. 6-7

..La vida del hombre en la tierra es vida de soldado
y sus días, como días de un jornalero.

..La noche se alarga y me canso de dar vueltas
hasta que amanece.

..Recuerda, Señor, que mi vida es un soplo.
Mis ojos no volverán a ver la dicha.

—-

Salmo, 146

..Alabad al Señor, que sana los corazones destrozados.

..Él sana los corazones destrozados,
   venda sus heridas.

..Cuenta el número de las estrellas,
  a cada una la llama por su nombre. 

—-

Segunda Lectura:  Corintios 9, 16-19. 22-23

..¡Ay de mí, si no anuncio el Evangelio!

..Aunque no estoy sujeto a nadie, me he convertido en esclavo de todos, para ganarlos a todos.

..Con los débiles me hice débil, para ganar a los débiles. Me he hecho todo a todos, a fin de ganarlos a todos

Evangelio: Marcos 1, 29-39

..La suegra de Simón estaba en cama, con fiebre, y enseguida le avisaron a Jesús.

..Él se le acercó, y tomándola de la mano, la levantó. En ese momento se le quitó la fiebre y se   puso a servirles.

..Le llevaron a todos los enfermos y poseídos del demonio, y todo el pueblo se apiñó junto a la puerta

..De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar.

—-

Lo que nos queda…

..De Job, quizás deberíamos recordar, que la vida en la tierra es vida de soldado, y sus días, dias de jornalero.

..De San Pablo aquello de que: “Con los débiles me hice débil, para ganar a los débiles”

..Del Salmo, el cántico de: “Él sana los corazones destrozados, y  venda sus heridas”. 

..Del evangelio:

Observar detenidamente el comportamiento de Jesús con la suegra de Pedro que estaba en la cama con fiebre… Ahora mismo,  varios millones de seres humanos están  en la cama con fiebre, como la suegra de Pedro.  No sabemos cuentos de ellos están esperando o pidiendo la misericordia de Jesús para que les cure. Lo que sí sabemos es que todos miran al cielo con esperanza.

También nos dice el evangelio que  “todo el pueblo se apiñó junto a la puerta”. Buscaban remedio para sus enfermedades, porque tenían la certeza, de que el sólo contacto con Jesús podía curarlos…

No nos dice San Marcos, porque era muy escueto en sus escritos, si Jesús salió fuera a curarles, pero seguro que lo haría.

Como dice el Santo Padre: Pensad que la mayor parte de la vida pública de Jesús ha pasado en la calle, entre la gente, para predicar el Evangelio, para sanar las heridas físicas y espirituales. (Ángelus 4 de febrero de 2018)

De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar…

________________________________

Comments are closed.